Iglesia, oficina y escuela son cerradas; todo evento en vivo cancelado